Cómo Contratar a un Diseñador Web o a una Empresa de Diseño

¿Conque necesitas un sitio web estupendo? No eres el único.

Pero si no tienes habilidades en el arte del diseño o el desarrollo web, necesitarás contratar a un diseñador o a una empresa de diseño para que lleve a cabo el trabajo. Esa puede ser una tarea abrumadora si es la primera vez que lo haces. Pero podemos ayudarte.

Este artículo te presentará algunos detalles que observar y preguntas que formularte a la hora de contratar un diseñador o compañía de diseño web, para que puedas hacerlo con el menor esfuerzo posible.

Comenzar (antes de hablar con cualquier persona)

Incluso antes de empezar a mirar carpetas o a llamar a empresas, necesitas imaginar qué estás buscando en un sitio web. ¿Tu proyecto se hará desde cero o es un rediseño? ¿Qué tan pronto piensas lanzarlo?

Y sé realista con respecto al cronograma. Mientras que un sitio web simple puede quedar completo en poco tiempo, un proyecto a gran escala más complicado puede requerir cientos de horas de trabajo.

Haz tus deberes y responde a estas preguntas:

  • ¿Qué necesitas? ¿El sitio web es parte de tu plan de marketing?
  • ¿Tienes referencias a marcas y guías de estilo?
  • ¿Qué tipo de contenido piensas incluir en el sitio? ¿Está disponible para que el diseñador trabaje en él?
  • ¿Cuáles son las metas de tu sitio?
  • ¿Quién es tu público?
  • ¿Qué es lo que hace únicos a tu sitio y a su contenido?

¿Cómo encontrar a un diseñador web?

Una vez que hayas respondido a estas preguntas, concretamente necesitas encontrar a alguien que haga el trabajo. Aquí se presenta otra encrucijada: si trabajar con un diseñador independiente o con una compañía de diseño.
Para la mayor parte de la gente, escoger tiene que ver con el propósito del trabajo, el tiempo y el presupuesto. Los diseñadores web independientes pueden ser una muy buena opción para los proyectos más pequeños que impliquen solo la entrega del trabajo; las compañías o los grupos de diseño pueden desempeñarse mejor si crees que necesitarás mantenimiento a largo plazo o un seguimiento de tu sitio.

Ya sea alguien independiente o una firma, para decidir con quién trabajar comienza por hablar con la gente que conoces. Pregúntales a los dueños de los sitios que conozcas y te gusten. Habla dentro de tu red de trabajo y fíjate en quiénes hacen el diseño web. Considera también consultar a la cámara de comercio o a la oficina comercial de tu área para obtener una lista de diseñadores web y sus referencias.

Los mejores lugares para encontrar diseñadores independientes y empresas

Behance

Behance

Dribbble

Dribbble

Envato Studio

Envato Studio

Entrevista al diseñador o a la compañía

Nunca contratarías a un empleado sin pasar por un proceso de entrevistas, y lo mismo es válido a la hora de contratar a alguien para que diseñe tu web. Querrás observar el trabajo del diseñador o de la empresa, comprobar sus referencias y asegurarte de que sea la elección correcta.

Hay ocho cosas que deberías examinar en cada postulante:

  1. Portfolio: Te tiene que agradar la carpeta o el portfolio del diseñador que contratas. Muchos diseñadores tienen un estilo que los caracteriza o son mejores con ciertas técnicas que otros. Haz que concuerde el diseñador con el tipo de trabajo que deseas.
  2. Referencias: Pide referencias y corrobóralas. ¿Los proyectos de este diseñador son bien ponderados o tienen testimonios de sus clientes? Busca un diseñador o empresa que ya haya estado en el rubro durante unos tres o cinco años como mínimo.
  3. Experiencia: Observa el currículum del posible diseñador de tu web. Lo mismo que en cualquier otro postulante a un puesto de trabajo, verás elementos que te impresionen o que te preocupen. Formula preguntas sobre el objetivo del trabajo y su relación con tu proyecto. Considera consultar a exempleadores para saber más sobre el postulante.
  4. Tiempo: ¿Qué plazo de entrega esperas según lo que puede ofrecerte el diseñador? ¿Eres el tipo de persona que exige una respuesta inmediata? Entonces necesitas a un diseñador que pueda brindártela. Asegúrate de contratar a alguien que tenga tiempo disponible para tu proyecto.
  5. Trabajo creativo: Descubre cómo trabaja un diseñador o una empresa de diseño. ¿Qué incluyen el precio y el alcance del proyecto? Entérate de qué comunicación será necesario mantener para llevar a cabo el proyecto, qué se espera que suministres para ello y qué se te dará una vez que quede terminado.
  6. Educación y entrenamiento: Corrobora la formación del diseñador. Diseñar bien un sitio no es lo mismo que tener un título de grado en computación. ¿Tu diseñador posee algún tipo de conocimiento técnico y de diseño? ¿Dónde recibió dicha formación y entrenamiento?
  7. Habilidades comunicativas: Contrata a alguien con quien puedas comunicarte de forma clara y sencilla. Puede que sea tentador contratar a alguien al otro lado del mundo, pero si vas a necesitar reuniones cara a cara para charlar acerca del proyecto, necesitarás a alguien que esté más cerca.
  8. ¿Haces clic?: Confía en tu primera impresión. ¿Este diseñador parece alguien con quien te llevarás bien? Recuerda que pasarás bastante tiempo trabajando en conjunto con él y comunicándote durante el proyecto, por lo que será necesario entablar una buena relación.

Considera qué tipo de sitio obtendrás

Piensa en tu sitio en términos más técnicos también. ¿Serás el dueño del sitio una vez que esté terminado? ¿Qué tipo de marco tiene? ¿Podrás usarlo y mantenerlo?

Estas son consideraciones importantes, especialmente si estás contratándolo por este proyecto y si no es un diseñador o una compañía que se ocuparán de seguir trabajando contigo o con tu empresa luego.

Considera cuidadosamente lo siguiente:

  • ¿Serás dueño de tu sitio web y de tu dominio? (Para casi todo el mundo, la respuesta debería ser ‘sí’.)
  • ¿Prefieres un desarrollo predeterminado, estándar o de interfaz abierta? Si planeas tener un sitio que no cambie ni necesite actualizaciones, lo predeterminado puede serte útil. Si piensas tener un sitio con muchas características interactivas y actualizadas regularmente, considera un marco estándar con un sistema de manejo de contenidos comunes, como WordPress.
  • ¿Cómo mantendrás o cuidarás el sitio una vez que finalice el proceso de diseño y esté publicado?

Mantente dentro de tu presupuesto

Finalmente, debes pensar en el presupuesto y la forma de pago. ¿Qué tipo de diseñador web puedes costear? ¿Cómo le pagarás?

Fija un presupuesto desde el comienzo y sé claro acerca de ese tema para poder trabajar dentro de esos parámetros. Que los términos del contrato y las formas de pago queden expresadas por escrito antes de que se comience a hacer cualquier tipo de trabajo.

Debes saber que hay una amplia gama de costos posibles para este trabajo. Encontrarás diseñadores que trabajarán por tan poco como 25 USD por hora, o bien por cientos de dólares por hora. Debes hacer tus deberes y comparar el costo de tu proyecto con los alcances del mismo.

Piensa en formas de pago también. Considera hacer varios pagos, conforme se realiza el trabajo en diferentes etapas a lo largo del tiempo, en lugar de pagar la mitad antes de que comience el proyecto y la mitad restante luego de que finalice.

Conclusión

Contratar a un diseñador web o a una empresa de diseño puede ser un desafío, pero también es una oportunidad interesante para elegir buenos trabajos, hablar con gente creativa y desarrollar un proyecto a la hora de preparar el diseño o el rediseño de un sitio.

¿Qué buscas en un diseñador web? ¿Tienes más sugerencias? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Si quieres mantenerte al día con nuestros artículos, puedes seguirnos en Twitter, Facebook, Google+, o incluso suscribiéndote a nuestro hilo RSS.

Boletín de noticias

0 Comentarios

No hay comentarios aún

Deja tu respuesta

*
* Longitud mínima: 20 caracteres